Bombardeo De Irán Sobre Las Bases En Irak No Causó Ninguna Víctima Mortal No fue suerte Noticias

Un lanzamiento de 16 misiles balísticos que no dejó ningún muerto. “No fue suerte”, aseguró un funcionario estadounidense, mientras que el régimen iraní, sediento de venganza por la muerte del general Qassem Soleimani, se encargó de remarcar que su intención no es abrir un frente de guerra con Estados Unidos.

“No fue suerte”: por qué el bombardeo de Irán sobre las bases en Irak no causó ninguna víctima mortal
El Pentágono se preparó para enfrentar el ataque del régimen teocrático, que también tomó las medidas para evitar una escalada de la tensión en Medio Oriente

En conferencia de prensa, Donald Trump subrayó que no hubo bajas y que los daños materiales fueron “limitados”, negando así los informes de la propaganda iraní que señalaba decenas de víctimas estadounidenses.

“Nosotros sabíamos con varias horas de anticipación”, contó un alto funcionario norteamericano, bajo condición de anonimato, al Washington Post. El propio gobierno iraquí, que mantiene vínculos de inteligencia con el Pentágono, confirmó que había recibido un aviso por parte del propio Irán sobre el despliegue del ataque.

Sin embargo, no estaba claro qué bases serían las atacadas. Las tropas extranjeras estaban bajo advertencia y cumplieron con el protocolo de seguridad, refugiándose en bunkers y con las ropas de protección. Allí permanecieron por horas, incluso después de terminado el bombardeo, que dejó un impacto de 12 cohetes en dos sedes militares.

“No fue suerte que no haya muerto nadie. La suerte siempre es un factor, pero los comandantes en el lugar tuvieron buen criterio y respondieron adecuadamente”, indicó otro funcionario al Post. Según detalló, también se trató de no concentrar a todas las tropas en un solo lugar, como medida de precaución.

Facebook Comments